Fallout 4 ya a la venta: análisis del juego

El último título de Bethesda Softworks no es ni más ni menos que la cuarta entrega de una saga mítica, Fallout 4. En esta nueva entrega nos adentraremos en un inmenso mundo, tal y como nos tiene acostumbrados la desarrolladora, y podremos introducirnos en un ambiente post-apocalíptico tan espectacular como en los juegos anteriores, o más.

El juego nos sitúa en El Yermo, una región ambientada en la Norteamérica más desolada por una guerra nuclear. La historia comienza cuando algo ocurre en 2077 y, tras sobrevivir al apocalipsis, salimos del refugio 111 para vislumbrar la luz del sol por primera vez con nuestro personaje. Personaje que por cierto, podremos crear con un completísimo editor en el que cada milímetro de nuestros rasgos es modificable.

editor de personaje fallout 4

Si bien no queremos hacer spoilers del juego, mostraremos algunas imágenes del comienzo sin desvelar la trama. La ambientación de los lugares está tremendamente lograda, y no solo nos encontraremos ante un mundo vasto e interminable, sino que cada detalle en cada rincón ofrecerá una respuesta a nuestros actos. Una vez hemos llegado a este inhóspito lugar, podremos desplazarnos libremente por todo el territorio, e interactuar con cualquiera de las cuatro regiones que luchan por dominar El Yermo. El juego es un RPG con muchísima interacción social entre los personajes, y nos encontraremos durante nuestro recorrido con habitantes de todo tipo con los que tendremos que hablar, negociar, tratar de convencer y en una gran parte de las ocaciones, combatir para sobrevivir.

fallout 4 captura de pantalla tgh

Fallout 4 sigue las mecánicas de su predecesor casi sin ninguna variación. Las habilidades han sido simplificadas en siete rasgos que podremos mejorar, junto con todo un equipo de objetos que llevaremos puestos o guardados en nuestro inventario, así como armas y dispositivos que utilizaremos a lo largo y ancho del territorio. Una de las novedades incluídas es el uso de materiales para fabricar o craftear como dicen ahora los niños rata objetos y mejorar nuestras armas. Si bien en las entregas anteriores de la saga, los objetos y las armas no eran algo indispensable, en Fallout 4 se vuelve más útil mantener un equipo a la altura del entorno.

Otra de las nuevas posibilidades del juego son los asentamientos. Durante nuestro viaje nos cruzaremos con lugares a los que podremos acceder, a modo de “bases secretas” en las que podremos buscar cobijo y también acoger a otros habitantes del Yermo. Serán una actividad secundaria, aunque contaremos con infinidad de opciones para personalizar y ampliar estos lugares, con lo que muchas veces nos veremos perdiendo el tiempo modificando cada detalle de estos nuevos rincones del juego.

El sistema de combate se mantiene casi intacto, utilizaremos esa característica forma de acabar con nuestros enemigos a cámara lenta usando el V.A.T.S. y también dispondremos del combate clásico tal y como en los Fallout anteriores. Las mecánicas de siempre. Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Esa curiosa mezcla de shooter en primera persona con el combate táctico más profundo propio de un RPG hará que elijamos bien cada paso que damos y a la vez disfrutemos como críos haciendo reventar a los enemigos.

fallout 4 captura - the geek hammer

Fallout 4, al igual que la mayoría de títulos de Bethesda, juega con esa sensación constante de que eres poderoso. El juego facilita que avancemos, sin caer en la simpleza, dándonos recursos para estar siempre en ventaja. Podría decirse que Bethesda ha conseguido un equilibrio casi perfecto entre dificultad y diversión. Además podremos hacer uso de la aplicación Fallout Pip Boy desde nuestros smartphones, para tener una segunda pantalla durante el juego y trastear con algunos minijuegos que iremos obteniendo en la partida.

No obstante, en esta nueva entrega nos encontramos con varios problemas. Lo primero, la navegación por los menús y el mapa. Cuando nuestro inventario comience a llenarse, nos resultará tedioso en ocasiones qué objeto es mejor para equipar y cuál de nuestras armas supera a las demás. Junto con esto, el mapa puede hacerse pesado ya que el mundo es inmenso y navegar por él, aún con el sistema de desplazamiento rápido, no es todo lo que cabría esperar. Y lo más importante; los bugs. Será porque el juego acaba de salir, y ya nos hemos acostumbrado a descargar parches y parches para actualizar juegos incompletos, pero Fallout 4 no es una excepción; nos encontraremos con erroes gráficos, atascos y partes del mundo que no cuadran, quizá con demasiada frecuencia. Aún con la actualización de salida que ocupa unos 500MB (para la versión de consolas), nos encontraremos con algún que otro fallito que esperamos ver corregido en futuras actualizaciones.

Entrar en la trama del juego supondría dar demasiadas pistas sobre lo que Fallout 4 depara al jugador, por lo que más allá de las mecánicas y la introducción de novedades, el resto del juego queda en manos de aquellos que queráis haceros con él y disfrutar de este nuevo título, que para nosotros, mejora todo lo que tenía que mejorar y mantiene todo lo que valía la pena de la saga. Fallout 4 ya está disponible para PC, PS4 y Xbox One. 

Fallout 4

Fallout 4
9.2

Valoración global

9/10

    Pros

    • La inmensidad del mapa
    • La ambientación
    • La novedad: los asentamientos

    Cons

    • El uso del mapa y el inventario es algo caótico
    • Los bugs. Hay demasiados.

    Leer más

    También puedes leer...

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies