Claves para entender la compra de HTC

Todos los titulares parecen dar a entender que Google ha comprado a HTC. En realidad, la adquisición es un trámite algo más complejo que no se trata de una “compra” completa, sino del traspaso de una serie de empleados y la cesión de derechos de propiedad intelectual. Te lo explicamos.

HTC lleva ya nueve trimestres generando pérdidas. La situación financiera de la compañía taiwanesa no atraviesa su mejor momento; a pesar de los múltiples intentos por recuperarse, parece que ninguna de las estrategias que se han tomado termina de dar sus frutos. HTC basa su negocio casi exclusivamente en la fabricación de smartphones a nivel mundial, aunque por otra parte tiene divisiones que producen hardware fuera del sector móvil (como las HTC Vive). El último teléfono lanzado al mercado, el HTC U11, ha recibido buenas críticas y se reconoce como uno de los mejores smartphones de gama alta, sin embargo carece de las principales funciones que la tendencia lleva a la gama alta: pantallas curvadas o con esquinas redondeadas, dobles cámaras, etc. Puede ser que en parte, por esta razón HTC siga viéndose lastra

HTC sigue siendo HTC

La compra que ha hecho Google solo afecta a una parte de los empleados de HTC. La compañía mantendrá su funcionamiento y continuará fabricando smartphones bajo la misma marca. La diferencia es que ahora cuenta con una inyección de capital de mil millones de euros, que debería solventar, al menos temporalmente, los problemas económicos de la compañía.

Por otro lado, Google, aunque ya cuenta con una división de hardware propia, ahora une a su plantilla a un equipo con el que ya ha trabajado de forma paralela en la fabricación de varios teléfonos y tablets Nexus en el pasado. Además, ahora cuentan con libertad total para explotar la marca HTC y lanzar productos nuevos bajo el sello taiwanés.

¿Por qué apostar ahora por el hardware?

En un mercado en el que la tendencia parece ir hacia el mundo conectado, los servicios en la nube, y en definitiva, una reducción progresiva de la dependencia del hardware, ¿por qué interesarse en una empresa que se basa en el software y prácticamente está (o estaba) condenada a la quiebra? Puede que para ofrecer una experiencia completa, Google planee dejar Android como una producto libre pero con menos importancia, y hacer que sus propios servicios sean los que den sentido al mundo del smartphone. Para ello, es necesario controlar tanto el software como el hardware, tal y como hace Apple.

Imagen: Pexels

Leer más

También puedes leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies