Smach Z: la consola española compatible con Steam

Hace unas semanas surgió en Kickstarter una campaña que en pocos días ha conseguido superar con creces las expectativas de financiación de sus fundadores. La consola pretende funcionar como un PC completo y ejecutar cualquier juego compatible con un ordenador de sobremesa gracias a su arquitectura y su promesa.

La consola cuenta, aún en desarrollo, saldrá a la venta en 2017 en dos versiones, una básica y otra pro con más memoria RAM y almacenamiento. El procesador utiliza una arquitectura x86, con lo que si la potencia del mismo lo permite, la Smach Z debería ser capaz de hacer funcionar cualquier juego de PC compatible. Aunque tendremos que ver si en la práctica, este AMD da para tanto o se queda a medias.

Smach Z especificaciones

Una de las ventajas que la Smach Z promete es la renovación de hardware mediante módulos intercambiables gracias a la arquitectura ClickARM (también procedente de una empresa española). La idea es que la consola pueda cambiar su procesador, su memoria o su batería en un futuro sin necesidad de renovar todo el hardware y con relativa facilidad, incluso careciendo de conocimientos de electrónica.

La consola permitirá instalar Windows 10 o cualquier distribución de Linux. A partir de ahí por lo tanto será posible instalar Steam, Origin, Uplay y cualquier tipo de plataforma compatible con los PCs tradicionales. También se abre la posibilidad de instalar libremente emuladores de consolas retro así como software ajeno a los videojuegos.

La Smach Z tiene unos controles demasiado similares al Steam Controller, y aunque no cuenta con soporte oficial, gracias a un software externo permite mapear todos los controles para cualquier juego. Según la compañía están a la espera de ser aprobados como Steam Machine o certificados como Steam controller.

En nuestras manos

Hemos podido probar un prototipo de la Smach Z, que aunque no es el modelo final, se asemeja bastante en forma y tamaño. Exteriormente es un gadget robusto, digamos que bastante grande. En las manos se siente casi como jugásemos con el mando de Wii U; es grande, pesado y bastante ancho. Teniendo en cuenta que se trata de una consola portátil y no solo un dispositivo de salón, puede llegar a cansar las manos y a resultar incómodo. Si bien el dispositivo final será más delgado y más ligero (unos 300 g frente al casi medio kilo que pesa la versión de prueba), aún creemos que es algo grande para enfocarse como dispositivo portátil.

También es inevitable compararlo con la próxima Nintendo Switch, ya que la premisa es bastante similar en ciertos aspectos. La Smach Z cuenta con salida de vídeo HDMI por lo que también podremos usarla como consola de sobremesa. También permite conectar accesorios mediante USB, como un ratón, teclado o micrófono.

En general es una propuesta muy llamativa, teniendo el cuenta su precio. Habrá que ver si el desarrollo del dispositivo avanza a buen ritmo y si gracias a la exitosa campaña de financiación somos capaces de ver en nuestras manos una consola tan prometedora como la Smach Z.

Leer más

También puedes leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR