La alfombrilla Razer Firefly: fiebre LED en tu escritorio

Sí algo nos gusta del mundo del gaming es la espectacularidad de los componentes y periféricos de nuestras máquinas. Tenemos sobre la mesa un accesorio muy particular: la alfombrilla Razer Firefly.

Quizá conozcas ya las posibilidades que brinda la gama de periféricos Chroma. Razer dota a varios de sus ratones, teclados y auriculares de iluminación cromática personalizable. Este concepto da un paso más allá, llegando a una pieza tan básica como la alfombrilla del mouse. La Razer Firefly es una superficie deslizante que no solo está optimizada para el control del ratón, sino que despliega un espectáculo de luces sobre la mesa.

El funcionamiento es sencillo: se conecta por USB, y una vez configurada con el software de Razer, creará efectos luminosos, transiciones de colores totalmente personalizables. Podemos elegir entre varios patrones, colores fijos o efectos diferentes desde Razer Synapse, que puede ser descargado desde su página correspondiente.

Entre los aspectos positivos se da el poco grosor de la alfombrilla; 4 milímetros, que apenas añaden altura teniendo en cuenta la circuitería que lleva en su interior. Hemos probado la versión Hard Edition, fabricada en plástico duro, pero existe también una Firefly con cobertura de tela, algo más suave y agradable al tacto pero menos deslizante. La comodidad de la alfombrilla depende en gran medida del tipo de ratón que usemos, el peso del mismo y lo acostumbrados que estemos a una superficie rígida.

Como puntos en contra, hay que resaltar que la intensidad de la iluminación no es regulable, solo los tonos y la forma en la que cambian. De esta forma, el destello puede hacerse demasiado intenso si jugamos a oscuras. Por otro lado hay que tener en cuenta que la Razer Firefly utiliza un puerto USB no dejándolo libre para otros usos. Sí nuestro ordenador no cuenta con demasiados puertos, puede ser un problema.

La Razer Firefly (Hard Edition) es una pieza totalmente rígida, no puede doblarse ni deformarse como una alfombrilla tradicional. La superficie en contacto con la mesa es antideslizante para evitar movimientos indeseados. La longitud del cable supera los dos metros, con lo que podremos enchufarlo sin problema independientemente de la distribución de nuestro escritorio. Tiene un tamaño de 35,5 por 25,5 cm y 0,4 mm.

La alfombrilla Razer Firefly es un accesorio curioso y muy llamativo, en especial si lo sincronizamos con otros periféricos Chroma, de forma que los efectos sean simultáneos. Si estás invirtiendo en decorar tu mesa de juego y eres de los apasionados por los LEDS, la Firefly es un accesorio del que podrías encapricharte con facilidad. No aportará una gran funcionalidad, pero, ¿acaso no es vistosa?


Página oficial

Leer más

También puedes leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies