El IVA de los libros digitales baja del 21 al 4 %

El ministerio de economía anuncia una rebaja fiscal en cultura digital, libros y prensa. Hasta ahora, los ebooks han tributado con un IVA del 21 %, y a pesar de la constante lucha de la industria de internet por rebajar este impuesto y equipararlo al de los libros en papel, no ha sido hasta ayer cuando el gobierno ha anunciado tan esperada rebaja.

¿Por qué tan tarde?

Realmente no estaba en manos del gobierno de España; la Comisión Europea ha aplicado una serie de reformas fiscales hace una semana, con el objetivo de impulsar el comercio electrónico y en Internet. Pero hasta ahora, solamente estaba permitido que los libros y publicaciones en papel tributasen con tipos reducidos o superreducidos, mientras que el material digital y la prensa online debía mantener impuestos más altos, incluso para el mismo producto en las mismas empresas distribuidoras.

Ahora, gracias a la retirada de estas limitaciones, el ministro de economía Luis de Guindos ha dado el anuncio de esta reducción de impuestos. Si bien no hay una fecha determinada para la aplicación de la reforma, todavía debemos esperar a recibir el visto bueno por parte tanto del Parlamento como del Consejo Europeo. Ambos trámites deberían llevarse a cabo en las próximas semanas para que el año que viene podamos disfrutar de esta rebaja en los medios digitales, tanto en literatura como en prensa.

La medida ha tardado años en tener lugar por la presión de la industria tradicional en cuanto a la defensa del formato físico y el miedo a la liberalización del mercado digital. Sin embargo el cambio es inevitable, y en la práctica, “un libro es un libro, independientemente de si es en papel o electrónico” según palabras de Pierre Moscovici, comisario europeo y antiguo ministro de economía francés. Hay países europeos en los que el impuesto para las publicaciones en papel es del 3 %, o hasta nulo, como en Irlanda o el Reino Unido.

Cómo afectará al usuario final

Como hemos dicho, todavía quedan trámites por cumplirse. Probablemente habremos entrado en 2017 cuando el mercado pueda empezar a cambiar el juego de costes. Además, esta rebaja de impuestos no será una disminución exacta en los precios finales, sino que tardaremos un tiempo en ver reflejada esta reforma en los costes de los productos digitales. La principal ventaja es que, por fin, las tiendas y servicios online de venta de ebooks y prensa electrónica podrán competir cara a cara con la distribución física, ya que ahora los precios se podrán equiparar o incluso mejorar con respecto a las ediciones en papel.

Amazon se frota las manos.

Fuente: El Mundo

Leer más

También puedes leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR