El 3D ha resultado ser una característica fallida para Nintendo

Año 2011. Nace la Nintendo 3DS; la nueva consola que permite jugar en 3D estereoscópico sin necesidad de gafas. Tras el increíble éxito de Wii, Nintendo apuesta de nuevo por la innovación con una tecnología en su pantalla que resulta prometedora, en teoría.

La Nintendo 3DS original ponía varias trabas: es necesario situar la mirada a un máximo de 30 centímetros de distancia de la pantalla superior, y mantener la posición de la consola totalmente fija, o de lo contrario el efecto 3D se desvanecerá momentáneamente. 

La New Nintendo 3DS mejoraba el efecto estereoscópico con una función de head-tracking que evitaba tener que mantenerse completamente inmóvil, ya que la consola detecta nuestros ojos enviando la imagen directamente a ellos. En la práctica, el problema se solucionó y el 3D resultó mucho más jugable.

La Nintendo 2DS siempre ha sido una opción para aquellos que no veían relevante el jugar en 3D. Y en la práctica, muchos de los usuarios de la consola 3D acaban por jugar sin la tercera dimensión o ignoran el efecto. Por ello, Nintendo ha anunciado recientemente la nueva New Nintendo 2DS, destinada no solo a coexistir con la Switch, sino a completar un segmento del mercado no muy definido.

El lanzamiento de la New Nintendo 2DS implica que la compañía japonesa se rinde finalmente ante el 3D, ya que la Switch tampoco lo incluye. Una tecnología fallida, pero que en la práctica, debido a la pésima resolución y potencia gráfica de la consola, no ha podido lucir de forma espectacular aunque haya proporcionado millones de horas a los jugadores de Nintendo.

Leer más

También puedes leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies