AirPods: ponemos a prueba los auriculares de Apple

Tras la aparición de los AirPods el pasado mes de Septiembre durante la presentación de los iPhone 7 e iPhone 7 Plus, surgieron grandes controversias y polémicas en torno a estos auriculares, ¿no hay stock?, ¿se caen fácilmente?, ¿tendrán una buena autonomía?, ¿y si los pierdo? Pues bien, ahora tocar desmentir mitos y aclarar realidades acerca de esta primera generación de AirPods de Apple.

DISEÑO

Sin duda, a la hora de emplear 179€ de nuestra cartera en adquirir un dispositivo es normal que nos surjan dudas en cuanto a si comprarlos o no comprarlos; por lo que el usuario espera encontrar materiales de gran calidad y duraderos. No mucho más allá de la realidad, como material principal tenemos el característico plástico blanco que utiliza la marca en sus Earpods.

En la parte inferior de los airpods encontramos una pequeña arandela plateada que será la encargada de hacer contacto cuando les introduzcamos en su caja, de la que hablaremos más tarde.

El auricular presenta orificios en su carcasa de plástico blanco en los que a modo de protección encontramos rejilla metálica que evitará que la suciedad (polvo, pelusas, arena…) entre en su interior. Observándolos más detenidamente hacen alarde de toda la tecnología que esconde su interior, dejando ver los sensores de proximidad que detectarán si el dispositivo está colocado en nuestra oreja.

Hablando de su peso la cifra es muy buena, solamente 4 gramos cada auricular y los 38 gramos que pesa la caja encargada de cargarlos y guardarlos. Las dimensiones de cada auricular son 1,65 x 1,8 x 4,05 cm. Importante destacar que si ya has probado los anteriores EarPods de Apple y encajaban correctamente en tu forma de la oreja estos lo harán de igual manera o algo mejor debido a su ausencia de cables y ligereza, ya que la parte del auricular encargada de estar en contacto con nuestra oreja tiene exactamente la misma forma y medidas que los EarPods.

Las reducidas dimensiones de la caja son 4,43 x 2,13 x 5,35 cm. similar tamaño al de una cajita de hilo dental. En cuanto al diseño estamos ante un producto que es igual que su versión con cables, mismo diseño, eso sí, con un ligero aumento de grosor en esa parte más alargada del AirPod.

El diseño de la caja es excepcional, dotada de imanes que se encargarán de sujetar y colocar de forma automática tus Airpods cuando los vayas a guardar o a cargar y con una tapa que cierra también mediante este sistema magnético. No se abre llevándola en el bolsillo, no se caen los auriculares si estando dentro de la caja abierta o si le damos la vuelta. Cabe destacar también su conexión Lightning en su zona inferior mediante la cual cargaremos la caja y los AirPods.

Aunque han dotado a la caja de un material plástico brillante similar al de los auriculares sin tener en cuenta que nos guardaremos la caja en el bolsillo por su tamaño, junto a llaves, expuesta a diversos factores que podrían hacer que, a medio plazo, presentara algún pequeño arañazo, por lo que desde TheGeekHammer recomendamos el uso de una funda de silicona.

CONECTIVIDAD & SONIDO

La primera impresión que recibes al sincronizarlos con tu iPhone o cualquier dispositivo Apple con iOS 10, WatchOS 3 o MacOS o posteriores versiones, es que estás ante algo que realmente funciona a la perfección. Tan solo con activar el Bluetooth acercar la caja de los AirPods a tu dispositivo y abrirla ya estará realizada la sincronización. Con una rapidez y un aplomo únicos, en su eslogan lo dejaban caer… “como por arte de magia”, pero ya sabemos que si esto funciona así de bien tiene que haber algo que se encargue de ello. Y bien, su nombre es el Chip W1, al cual tendremos que agradecer la autonomía, la coordinación y precisión y la calidad de audio de estos auriculares.

Empezando desde fuera y con aspecto aparentemente sencillo, los AirPods dejan ver sus dos sensores ópticos encargados de detectar el lóbulo de tu oreja para parar o reproducir lo que estabas escuchando y haciendo de estos unos auriculares independientes, es decir, que no es necesario que lleves puestos los dos para poder utilizarlos.

Llegando más a su interior encontramos unos precisos acelerómetros los cuales nos van a permitir mediante dos golpecitos en el auricular utilizar Siri para: pasar canción, subir o bajar volumen, o cualquier otra función que realice este asistente personal, ¿útil? sí, teniendo en cuenta que no tienen ningún tipo de botonera para realizar estas acciones, aunque deberás rezar para no quedarte sin cobertura…

La cancelación de ruido de estos AirPods durante las llamadas recae en manos de estos pequeños acelerómetros integrados en su interior, sí, has leído bien, cancelación de ruido mediante acelerómetros. Oye, pero, ¿un acelerómetro no era aquella tecnología que hacía que en tu Nokia N95 se girara la pantalla cuando girabas el dispositivo? Y la respuesta es, sí, estás en lo cierto, pero en estos auriculares esta tecnología se ha llevado más allá y los sensores detectan si estás hablando (por la forma de tus ondas sonoras de la voz) y se encargan llevando esta información hasta el chip W1 de aislar tu voz del resto de ruido ambiente residual.

Apple ha bautizado a esta tecnología como Beamforming. Cada AirPod está dotado de un acelerómetro sensible al movimiento y otro sensible a la voz junto a dos micrófonos que, lógicamente recogerán tu voz junto al sonido ambiente. Es decir, si hablamos en términos fotográficos, los AirPods llevan tu voz (tanto para llamadas como para Siri) a un primer plano dejando el resto de sonidos en segundo plano.

Su sonido es limpio, profundo y muy claro, aunque hay que tener en cuenta que existen en el mercado opciones con precio similar que nos ofrecen una calidad sonora digna de algún que otro audiófilo. Son unos auriculares que permiten oír perfectamente lo que ocurre a nuestro alrededor, por lo que si alguien nos habla le podremos oír en el 90% de los casos. No están dotados de cancelación de ruido a la hora de reproducir nuestra música favorita, pero y esto es realmente de destacar, en llamadas telefónicas si gozan de cancelación de ruido, tanto para el que realiza la llamada como para el que la recibe.

AUTONOMÍA

Las cifras oficiales que nos brinda Apple son:

  • AirPods con estuche de carga: más de 24 horas de reproducción de audio y hasta 11 horas de conversación
  • AirPods (una única carga): hasta 5 horas de reproducción de audio y hasta 2 horas de conversación
  • 15 minutos en el estuche de carga dan para 3 horas de reproducción de audio o más de 1 hora de conversación

Apple promete esas autonomías, pero bajo un uso real estamos ante una duración de la batería algo mayor de la que nos promete la marca de la manzana mordida. Es importante subrayar que están dotados de una “carga rápida” que te permitirá en tan solo 15 minutos recargar tus auriculares para otras 3 horas más de reproducción de música o una conversación de 1 hora, y efectivamente, este dato es real, y muy útil cuando estás de viaje y de repente te quedas sin batería en los AirPods, solo 15 minutos y los tendrás listos para usar.

AirPods: ponemos a prueba los auriculares de Apple

8

Valoracion Global

8/10

    Pros

    • Cómodos y versátiles
    • Sonido
    • Emparejamiento

    Cons

    • Precio
    • Caja fácilmente rayable

    Leer más

    Jorge Sanchez

    Jorge Sanchez

    Amante de las tecnologías, comprador compulsivo de Gadgets. Redactor y co-fundador de TheGeekHammer

    También puedes leer...

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies